Leer
JUGANDO JUNTAS, GANAMOS TODAS

JUGANDO JUNTAS, GANAMOS TODAS

El fútbol femenino viene creciendo día a día, es una realidad y a la vez es indispensable para su pleno desarrollo que se promuevan más actividades, proyectos, inversión y convicción que garanticen espacios de disfrute, aprendizaje e intercambio donde las niñas, mujeres y diversidades puedan acceder a la práctica deportiva, sobre todo desde la etapa formativa.

En General Roca, provincia de Río Negro, durante Semana Santa tuvo lugar la 2ª edición del Mundialito femenino, una competencia que busca convertirse en un clásico para la agenda de esta disciplina en la región, única con esta modalidad en Argentina. Con gran entusiasmo participaron más de 900 jugadoras de diferentes edades, desde Sub 8 hasta las +30, donde además de las locales estuvieron representantes de Neuquén Capital, El Chañar, Cipolletti, Bariloche, Viedma, Mainque, Huergo, Lamarque y La Pampa con un total de 59 equipos de 26 clubes, duplicando la convocatoria del año pasado.

Las sedes fueron el Complejo Naranja y el Estadio Luis Maiolino del Club Social Deportivo General Roca, escenario que tuvo la ceremonia inaugural y donde se vivieron cuatro jornadas a pura acción en sus canchas, con las familias acompañando y alentando en las tribunas. Una verdadera fiesta con el deporte como excusa, donde primó el respeto, la alegría, la amistad, el compañerismo y el encuentro porque tanto jugadoras, entrenadoras, entrenadores, madres y padres persiguen un objetivo en común: Defender el deseo y el derecho al juego.

¿Cómo surge el Mundialito Femenino?

Desde 1988, en General Roca, el Mundialito Infantil de Clubes es una tradición que cada verano se repite en las canchas de fútbol del Alto Valle, es la fiesta de La Patagonia y el evento reúne a representantes de equipos masculinos de fútbol por el que han pasado clubes de AFA y de otros países, glorias nacionales y del mundo. Es una marca registrada de la ciudad rionegrina.  

Teniendo en cuenta esta historia, desde 2022 y como una necesidad en pos de la lucha por la igualdad de género en el deporte, se impulsó el Mundialito femenino donde ellas también tienen la oportunidad de jugar, dejar de ser meras espectadoras y convertirse así en protagonistas principales. 

La primera edición fue un éxito, contó con la participación de 19 clubes de 4 provincias y un total de 587 futbolistas. Nació como una iniciativa del equipo de trabajo del Club Deportivo General Roca, encabezado por Valeria Cotelo, futbolista argentina que jugó en la Selección Nacional, en Boca Juniors y que siempre estuvo vinculada al fútbol. Ahora trabaja y enseña a las nenas más chicas, es destacada por sus pares y muy querida en el ambiente.

“El objetivo fundamental es que las nenas, desde la edad temprana tengan espacios para jugar al fútbol y a esto se suma la lucha de seguir trabajando contra los estereotipos, los prejuicios que históricamente han limitado la práctica de las mujeres en el deporte”, afirmó Valeria.

Y agregó que: “La oportunidad de tener espacios que antes se nos negaban. Estar en un estadio como este en un momento como este, hasta hace no mucho tiempo era difícil que pase”.

Al mismo tiempo, entiende que es una construcción colectiva y cuánto más apoyo tenga será mejor para la disciplina. “Es fundamental que sigamos trabajando todas porque el granito de arena de cada una suma para el futuro”, remarcó. 

Una novedad a comparación del primer Mundialito es que se agregó la categoría +30 a lo que Valeria Cotelo explicó “Hacemos una especie de reparación histórica porque muchísimas mujeres no han tenido la posibilidad de jugar en un estadio tan lindo e histórico como el nuestro y con el marco que tiene El Mundialito. Es una buena oportunidad para que la vivencien y que las nenas vean que hay chicas grandes que también juegan y disfrutan del fútbol”

Como muestra de un real avance en la edición 2023, el Mundialito fue declarado de interés municipal, contó con el apoyo de las familias que cada vez se involucran más y acompañan el sueño de cada nena, también de la comunidad de General Roca, de los medios locales y la colaboración de la Municipalidad y del Gobierno de Río Negro. La disciplina tiene que seguir creciendo. 

El fútbol como bandera 

El fútbol es ampliamente el deporte más popular y particularmente en Argentina se vive con el corazón. Es esa pasión inexplicable que conmueve al mundo entero. Valeria, quien juega desde muy chica y que contó con el apoyo de su familia resaltó la importancia de que se impulsen este tipo de Torneos “Vivimos en un país donde el fútbol representa tanto culturalmente y que las nenas estén fuera de eso es algo grave. Emociona ver a tantas participando porque significa que las familias de esas nenas, las escuchan y no las juzgan pero también sabemos que hay muchas otras que no tienen ese acompañamiento familiar, ese que se necesita para arrancar a jugar. Mi deseo es que tengan libertad para elegir lo que quieren hacer, yo fui una nena corriendo atrás de una pelota, con mucha ilusión, con muchos sueños y ganas de divertirme. Tuve la posibilidad así que día a día trabajo para que todas las nenas que quieran hacerlo lo puedan hacer”

¡Dale Campeonas!

Uno de los equipos participantes fue “Las Pinchitas”, del Club Deportivo Pincharratas de San Carlos de Bariloche, las jugadoras de la Sub 14 se consagraron campeonas del Mundialito por primera vez. Su DT, Pamela Alderete compartió lo que significó este logro no solo deportivo sino también humano: “Estamos muy felices, el año pasado quedamos en la puerta y esta vez pudimos traernos la Copa, porque eso también hace que las nenas empiecen a creer y a motivarse con que el día de mañana muchas puedan integrar nuestra Selección. Esta final ganada tiene un plus por lo que nos costó, para poder viajar hicimos eventos, y peñas, las mamás y papás confían en este proyecto. Nosotras no sólo representamos a nuestro Club sino a nuestra ciudad. En Bariloche, fuimos recibidas por una caravana en la terminal hasta llegar a las puertas del Estadio Municipal”.

Acerca de la metodología a la hora de entrenar dijo “Trabajo en lo físico y en lo mental, que a la hora de disputar un torneo jueguen pero que también lo disfruten, que se sientan cómodas, que se entiendan y que sepan que es un espacio seguro para ellas”

Las Pinchitas nació en noviembre de 2018 con un grupo de 15 nenas y hoy cuenta con 80 chicas de 5 a 16 años que participan de la Liga Municipal y son federadas. La entrenadora y una de las impulsoras del equipo destacó “Surgió con un grupo de amigas que jugábamos al fútbol, me llena de orgullo y satisfacción el poder seguir creciendo y vamos por más”

Espacios deportivos con perspectiva de género 

Durante los cuatro días extensivos de actividad deportiva y recreativa hubo también un espacio de capacitación a cargo de Lorena Berdula, la primera directora técnica de ATFA, docente de Educación Física, investigadora en géneros y sexualidades y trans feminista.  

El objetivo de la propuesta es habilitar espacios de diálogo y reflexión, deconstruir la hegemonía masculina y respetar los derechos de las mujeres. Se habló sobre gestión deportiva, liderazgo de las mujeres en el deporte y de las masculinidades hegemónicas. Al respecto, la docente analizó “Después de la capacitación me quedó mucho sentimiento esperanzador porque que esté presente el presidente del Club, el coordinador, mamás, papás y que haya algún que otro técnico hace cierto ruido cómo al varón cis heteronormado le cuesta participar de estas capacitaciones. Los temas que abordamos tensionan y explican por qué estamos en este par complementario de varones y mujeres, parecen varones contra mujeres cuando tiene que ser una diversidad que podamos pensarnos en jugar, dirigir y gestionar fútbol”.

Además, compartió lo que significó participar del Mundialito “Fue una experiencia maravillosa, ver un club que tenga tantas familias alrededor de esas niñas es algo hermoso. Los espacios visibilizan a las niñeces y a los deseos de las niñeces para poder jugar un fútbol desde otro lugar”.

A modo de reflexión Lorena Berdula agregó “Invito a las, los y les profes de Educación Física a desbinarizar el deporte y en particular el fútbol para poder pensarlo desde el amor y el respeto. El fútbol no tiene ni sexo ni género y mucho menos lo tiene que tener el desarrollo del fútbol femenino en todo el país”

Sin dudas competencias como el Mundialito sirven para estimular el crecimiento del fútbol femenino porque históricamente hubo mujeres a las que estos espacios le eran innacesibles, muchos años de destrato e invisibilidad y para entender el presente hay que conocer el pasado.

El crecimiento es exponencial a nivel internacional y es muy importante que tanto las instituciones, Estados y los medios de comunicación apuesten, acompañen y le sigan dando lugar a la disciplina, porque nenas, mujeres y diversidades con ganas de jugar hay en todos lados. Eso está demostrado y es que el fútbol femenino te hace ver el deporte de una forma distinta.


-- Descargar JUGANDO JUNTAS, GANAMOS TODAS como PDF --

Compartir en redes


Autores

  • Yamila Castillo Martínez

    Vive en Moreno. Es comunicadora social, futbolera, fanática de River y feminista. Creadora del medio Género, Deporte y Comunicación. Integrante de la Subcomisión de Género del Social Atlético Televisión SAT y colaboradora en la Federación de Organizaciones Deportivas de Argentinas FODA y en la Asociación Civil Mujeres del Fútbol Argentino MACFUT.

    yamila@dale.com Castillo Martínez Yamila
  • Tomás Barroso Sánchez

    Integrante del colectivo DALE! Estudiante de Diseño de Imagen y Sonido (DIyS) en la Universidad de Buenos Aires (UBA)

    barroso.dale@gmail.com Barroso Sánchez Tomás