Especial 22 de junio
SIEMPRE CONMIGO

SIEMPRE CONMIGO

Que difícil resultó siempre gambetear para adelante!!.

Se traduce la frase como la habilidad para avanzar con la pelota verticalmente y a la vez esquivar adversarios que te tiran el chasis. Súmale que a la redonda la empujas con los pies, acaso la porción del cuerpo mas difícil de bajarle órdenes y de controlar.

Un día de junio de 1986 pasó todo eso junto. Los goles son muchas veces, no todas, (alguno puede ser por un rebote, alguno puede ser de casualidad o incluso pegándole mal a la pelota), la síntesis de algo que está aconteciendo. Y en esa cruza de espacio y tiempo alguien fue el equilibrista que necesito 10,6 segundos para recorrer 52 metros, con balón dominado, pegado a la zurda y con capacidad de mirar alrededor y adelante

Todas las armas que tenemos como pueblo para luchar contra las opresiones fueron las que Diego usó en esa carrera inmortal. Un error seria catalogar la mejor jugada de todos los tiempos como una acción individual. El mejor de todxs usó todos los recursos de potrero. Amagó, se hamacó en el viento, hizo creer que se la pasaba a Burruchaga o a Valdano. Engañó como aprendemos en el barrio a sobrevivir a los inventores del juego

Hizo posible creer en la justicia poética. Le dio soberanía a esa forma de concebir el fútbol. Nos hizo sentir el viento en la cara cuando la libertad nos abraza. Nos hizo nosotrxs. Nos dio unas ganas de vivir que se repite en cada gambeta. Dejó al imperio despatarrado y tirado en el piso. Y con orgullo villero se paró frente al mundo.

Por eso no nos cansamos de ver las imágenes y escuchar el relato de Víctor Hugo una y otra vez. Son símbolos nacionales y populares. Y tienen la fuerza del himno  


-- Descargar SIEMPRE CONMIGO como PDF --

Compartir en redes


Escribe / Ilustra