Especial 24 de marzo
LA FIESTA DEL MUNDIAL

LA FIESTA DEL MUNDIAL

(extraído del libro El Mundial `78, Fútbol, Terror y Resistencias.)

   La ciudad parecía desierta, los comercios cerrados, las peatonales vacías, el aire frío transitaba solitario por las calles, la gente dentro de sus casas o agrupadas en los bares frente al televisor, el silencio ensordecedor envolvía la siesta como anunciando una catástrofe, el seleccionado argentino estaba por disputar frente a Holanda la copa del Mundo.

  La atención estaba puesta en el estadio de River Plate donde a las 14 horas en punto, comenzó la ceremonia previa con el ingreso de las bandas de música del Colegio Militar y la Escuela de la Fuerza Aérea que se colocaron al pie de la tribuna General San Martín. Poco después los altavoces anunciaron que tomaban ubicación en el palco oficial los integrantes de la Junta militar y su comitiva. Según el diario La Nación: “junto a la mención de cada uno de los militares fueron saludados con una intensa y prolongada ovación”.

Esta vez los esquemas gimnásticos comenzaron realizando un colorido carrusel al compás de las diversas marchas. Una vez finalizada esta parte de la ceremonia salió a la cancha un equipo de Holanda junto con el árbitro y sus colaboradores, el seleccionado argentino lo hizo dos minutos después, ambos equipos se alinearon frente al palco oficial para la ejecución de los respectivos himnos nacionales.

Con mucho nerviosismo y excitación en el estadio de River los dos seleccionados se imponían equilibrados ante la posibilidad de ser campeones, jugadas con ataques, golpes y contragolpes, hasta que a los catorce minutos  el cordobés Mario Alberto Kempes fue a buscar una pelota que se la paso Luque y enganchó carrera metiéndose entre Krol que queda fuera de acción , Hann lo persigue Kempes le gana de lado  y adelanta la pelota buscando perfilarse para remate, Joenbloed intenta un achique desesperado, Hann no alcanza a interceptar, mientras el cordobés estira su pierna izquierda y le da, cayéndose por debajo del cuerpo del arquero holandés. El tablero luminoso marca: “Gol de Argentina 1 a 0”, el estadio de River Plate vibra, una cascada de papelitos invade la cancha, la Junta y su comitiva festeja, en las tribunas una muchedumbre febril desgarra sus gargantas cantando: “Vamos, vamos Argentina, Vamos, Vamos a ganar”.

   Juan José López que se encontraba detenido en la Perla Chica recuerda que:” En el último partido que juega Argentina con Holanda el domingo había mucha excitación en las tropas de gendarmería, comieron antes porque fue a la siesta el partido entonces cuando se prolongó ahí uno de los guardias trajo una radio “Spica”, de cuero”.

   Sara Waiman que estaba detenida en la UP1 se acuerda que: “Nosotros escuchábamos los presos comunes ponían la radio o las guardiacárceles escuchaban y se escuchaba la radio y se sentían los gritos de los comunes que festejaban”.

 Esta imagen se repetía en la mayoría de centros clandestinos de detención que estaban funcionando en el país en ese momento.

   Comienza el segundo tiempo las posibilidades ofensivas de Holanda se hacen más vigorosas y constantes. A los 58 minutos se producen cambios en los equipos Naninga sustituye al holandés Rep y por la Argentina entra Larrosa por Ardiles, Sourbier por Jansen y Housseman por Ortiz.

   En la casa de María Rosa se había juntado parte de la familia para ver el partido en el televisor de un tío que se los había prestado.

   Vicente y Silvia con sus dos hijos de 2 y 3 años se habían ido a la casa de sus suegros, a dos cuadras de su casa y pudieron ver el partido en un televisor Dumont blanco y negro, sentados en la mesa de la cocina.

   Ricardo trabajaba en un bar donde frente al televisor lo seguía junto a una multitud que había elegido el local para reunirse.

   Faltan diez minutos para que terminara el segundo tiempo, un centro de Naninga marca el primer gol de Holanda. Por un instante un silencio angustioso invade las tribunas que vuelven a alentar con más fuerza ¡vamos, vamos Argentina vamos, vamos a ganar que esta barra quilombera no te deja no te deja de alentar!

El partido se ofrecía abierto cualquiera de los dos equipos podía ser ganador, el espectáculo se carga de emoción.

   Minutos después del segundo gol argentino las calles se empezaron a poblar, caravanas de autos que utilizaban sus bocinas como instrumentos musicales, miles de personas descendiendo de los edificios céntricos, manifestaciones multitudinarias avanzaban por las calles principales dirigiéndose a puntos neurálgicos de la ciudad, vitoreando, cantando y gritando que Argentina era campeón del mundo. La euforia conquistaba las calles “¡Silencio, silencio, Holanda está de luto!, ¡el que no salta es holandés!, ¡Holanda, Holanda, la copa se mira y no se toca!”, se escuchaban en las esquinas.

El espectáculo se repetía simultáneamente en todo el país, en Mar del Plata, Santa Fe, Mendoza, Catamarca, Santiago del Estero, Córdoba, etc.

En este marco Videla con regocijo declaraba:” con este triunfo ganamos todos los argentinos, con fe con coraje y esperamos que esta victoria se trasladó a otros campos para construir la Argentina grande que todos anhelamos. La ventana al mundo está abierta para que nos conozcan de verdad en el exterior.”

Dentro de algunos centros clandestinos de detención como la ESMA, los torturadores fueron a saludar por el triunfo futbolístico a los detenidos que ellos mismos habían torturado, también muchos sacaron a los secuestrados para festejar.

María Laura Carlotto había comenzado su trabajo de parto en el centro clandestino de detención denominado la Cacha, (la Cacha hacía referencia a la bruja “Cachabacha”, por su forma de hacer desaparecer la gente) donde se encontraba en calidad de detenida desaparecida, desde donde fue sacada para dar a luz en algún lugar que aún hoy no ha sido establecido. Nació su bebe Guido y al poco tiempo Laura fue asesinada y su hijo continuo como desaparecido hasta el año 2014 en que fue encontrado por las Abuelas de Plaza de Mayo.

 “El Mundial ´78 Futbol, Terror y Resistencias”.

https://www.facebook.com/elmundial78futbolterroryresistencias


-- Descargar LA FIESTA DEL MUNDIAL como PDF --

Compartir en redes


Autor

  • Alejandra Gómez

    Autora del libro “El Mundial ´78 Futbol, Terror y Resistencias”. Licenciada en Comunicación Social, docente e investigadora de la Universidad Nacional de Córdoba. Trabajó en el área de investigación de Abuelas de Plaza de Mayo Córdoba y como investigadora en el espacio de Memoria y Promoción de los Derechos Humanos ex CCDTYE La Perla, actualmente coordina el Programa de “Violencias de Género en Contextos Represivos” de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Córdoba. Realizó Investigaciones, audiovisuales y publicaciones sobre la temática Memoria, Terrorismo de Estado, Género y Derechos Humanos. (Serie de seis audiovisuales Memorias de Vida La Perla, documental Conadep Córdoba, Los Hijos de la Esperanza, etc.).

    AlejandraGomez@dale.com Gómez Alejandra